Seleccionar página

Cuando un cliente potencial llega a tu cuenta de Facebook, Twitter o cualquier otra red social, si tienes una dirección web publicada seguramente hará clic en ella.

A veces una empresa decide cambiar de sitio web, o cuando llega el momento de renovar el contrato, por una u otra razón, no lo hacen. Pero, olvida modificar o eliminar la dirección web de las plataformas donde la tenga publicada.

Revisa que la dirección web que tienes en tus cuenta esté vigente para que los clientes que hagan clic en ella no terminen en una «página no encontrada», lo cual resulta en una mala impresión.

Igual de importante es que tus teléfonos, dirección y cualquier otra información de contacto sea la correcta.

Mismo problema, pero a la inversa

En otras ocasiones sucede exactamente lo contrario, al momento de crear la cuenta la empresa no tenía sitio web por lo que deja en blanco ese campo.

Cuando contrates un sitio web es importante que lo publiques en tus redes. Un sitio web es como una tarjeta de presentación, claro, con mil y una ventajas, pero funciona de la misma manera, no puedes tenerlas en el cajón de tu escritorio.